El inicio de una nueva década significa muchas veces, la oportunidad de reinventarse y dar un nuevo sentido a lo que ya conocemos. A pesar de la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, que llevó a la gran mayoría de países a un estado de alarma y confinamiento severo, esta situación sin duda alguna fue un punto de inflexión para el sector energético a nivel mundial. Según informes de la Agencia Internacional de Energía (IEA), las emisiones de CO2 se redujeron en un 5% de sus 51 billones de toneladas producidas anualmente en un año normal. Esta disminución de toneladas equivalentes de CO2 (tCO2eq) durante el confinamiento, realmente colocó nuevamente sobre la mesa el debate del cambio climático y del porqué 197 países adoptaron el Acuerdo de París en la COP21, el 12 de diciembre de 2015.

Siguiendo de cerca la situación actual en el mercado energético global, los modelos energéticos convencionales están dando paso a nuevas soluciones que responden a las demandas actuales de la sociedad, como la incorporación de energías limpias y la eficiencia energética, cuyo resultado es la disminución de las emisiones de CO2 y la reducción de costes. Por ejemplo, en la rama de la generación de energía mediante en energías renovables, aparece el concepto de la Generación Distribuida (DG). Un modelo energético de generación distribuida se conforma mediante la integración de recursos energéticos distribuidos (DER), como el autoconsumo, pequeñas y medianas instalaciones renovables, microrredes, almacenamiento en baja y media tensión, comunidades ciudadanas de energía, recarga de vehículos eléctricos y gestión de la demanda con el control del consumidor.

Por otra parte, los DER pueden agruparse a través de agregadores independientes del suministrador/comercializadora, como proveedores de servicios de demanda, para aportar capacidad de energía flexible al sistema eléctrico. La capacidad flexible agregada y los consumidores activos se convertirán en el primer recurso energético a través del agregador independiente, participando directamente en los mercados eléctricos de balanceo y beneficiándose de las ventajas del autoconsumo y de los contadores inteligentes.

La agregación de los DER aumentará la competencia en el mercado, reducirá la necesidad de potencia (kW) y consumo energético (kWh) en horas punta y asegurará la seguridad de suministro. Con el marco regulatorio adecuado será más fácil la integración masiva de eficiencia energética y renovables en la edificación, el transporte, la industria y la agricultura, sectores que hoy en día necesitan un cambio disruptivo en estos temas. La generación distribuida se convierte en alternativa rentable frente a la generación centralizada por sus impactos en la competencia, la seguridad energética, el medio ambiente y la ordenación del territorio.

Las centrales energéticas virtuales o por sus siglas en inglés Virtual Power Plants (VPPs), es un nuevo concepto de gestión energética que entrelaza las diferentes fuentes de energía dependiendo de la demanda de electricidad que se gestiona con la ayuda de micro redes inteligentes e infraestructura eléctrica avanzada, utilizando lo que conocemos hoy en día como el internet de las cosas (IoT) para poder brindar una adecuada interoperabilidad entre dichas fuentes energéticas, producir energía a un precio más barato en zonas localizadas, disminuir las interrupciones por picos de demanda en la red y ofrecer una mayor flexibilidad a los clientes.

Finalmente, el concepto de innovación energética con tecnologías disruptivas debe seguir creciendo a tal punto que influya en la necesidad de hacer un cambio disruptivo a nivel social y a nivel tecnológico. El inicio de la nueva década traerá consigo muchas alternativas de cómo producir energía y formar parte todos de una futura transición energética y carbono neutralidad. Poco a poco van quedando atrás las fuentes de generación de energía tradicionales centralizadas y monopolizadas, algunas con combustibles fósiles y de cómo estas impactan de manera negativa al medio ambiente ocasionando el cambio climático que tanto escuchamos día con día en los medios informativos.

 

Marco Andrés Rodríguez Solano

Aliado estratégico de OGE Legal Services

Máster en Ingeniería de la Energía – Universitat Politécnica de Catalunya (UPC), Barcelona, España Máster en Innovación Energética, Kungliga Tekniska Högskolan (KTH), Estocolmo, Suecia

Related Post

Biden y el cambio climático

Tras la toma de posesión de Joe Biden, se expidió el documento presidencial Decreto...

El impacto de la reforma...

La propuesta contenida en el proyecto de la reforma tributaria que se conoció hoy puede...

Saneamiento, inmuebles,...

En el marco de una economía que está en proceso de reactivación, se debe reconocer la...

¿Por qué el gas hace parte...

A lo largo de la historia de los combustibles fósiles, el gas, que siempre se encuentra...