En materia de regalías a partir del 1° de enero de 2021 empezó a regir la Ley 2056 de 2020 “POR LA CUAL SE REGULA LA ORGANIZACIÓN Y EL FUNCIONAMIENTO DEL SISTEMA GENERAL DE REGALÍAS”, y se deroga la Ley 1530 de 2012 a excepción de los artículos 106 al 126 y 128 que reglamentan procedimientos administrativos.

En lo que tiene que ver con la exploración y explotación de hidrocarburos se mantiene como a la fecha que el pago de regalías deberá acreditarse acorde con los volúmenes de producción, que serán medidos y reportados por el explotador en el punto de medición oficial de acuerdo con la normativa vigente, toda vez que aquellas se causan al momento en que se extrae el recurso natural no renovable en boca de pozo.

Siguiendo con lo anterior, para hidrocarburos la norma señala que el precio base de liquidación se asocia al precio en el punto de entrega de las regalías, en donde se hace la entrega material del hidrocarburo fiscalizado y deduciendo los costos de transporte, manejo, trasiego y comercialización, según corresponda.

En el caso específico del gas y que es el asunto en el que se quiere hacer énfasis, el precio base estará asociado al precio de comercialización de dicho producto en el punto de entrada al Sistema de Transporte “SNT” o en el punto de embarque cuando no se entregue al SNT. En este punto y como hasta la fecha sucede, corresponde a la ANH establecer los términos y condiciones para la determinación de los precios base de liquidación de las regalías y compensaciones producto de la explotación del gas natural.

Esta nueva norma revive el interés por repasar cómo está actualmente regulado el tema ante la ANH. Pues bien, la ANH desde el año 2015 a través de la Resolución 165 de 2015 estableció los procedimientos y fórmulas de cálculo para llegar al precio base de liquidación de regalías por la explotación de gas natural, determinando entre otros aspectos, que para llegar a ese precio se pueden descontar los costos en que se incurre para llevar el gas desde el punto de entrega al punto de entrada, cuando estos no coinciden y que el precio de venta al cual se le descontarían dichos costos, es el precio del gas en el punto de entrada establecido en los contratos de suministro.

Para mayor ilustración del lector, denominó punto de entrega a aquel sitio en el cual el productor-comercializador entrega el gas objeto de regalías en las especificaciones mínimas para la entrada al sistema de transporte que use aquel. En todo caso será un punto ubicado a la salida de la unidad de tratamiento o a la entrada al sistema de transporte que use el productor-comercializador; y a punto de entrada donde se entrega físicamente el gas natural al SNT.  En la práctica no ha sido sencilla su aplicación en la medida en que dicha resolución no definió “costos” y la distancia entre punto de entrega y punto de entrada no ofrece mayor beneficio, si es que no coinciden.

Posteriormente, la ANH a través del Acuerdo No. 002 de 2017, definió “Costos Deducibles” como “Aquellas erogaciones en que incurre el Contratista, causadas exclusivamente entre el Punto de Fiscalización o de Medición Oficial y el sitio de referencia empleado por aquel para vender el Hidrocarburo, por concepto de transporte, manejo, trasiego y/o comercialización, que pueden ser descontados del Precio de Venta inicial (…)”.

Por otro parte definió punto de entrega al lugar donde el Contratista (productor) debe poner a disposición de la ANH la porción de la producción de hidrocarburos correspondiente a las regalías cuando se paguen en especie, siendo mucho más preciso el alcance de este concepto.

Así las cosas, dicho Acuerdo en la práctica resultó mucho más claro en cuanto a cuáles son los costos que se pueden deducir y adicionalmente amplio el rango de aplicación, en la medida en que abarcó la distancia existente entre el punto de fiscalización y el sitio de referencia definido para la venta del hidrocarburo, que no es otro que el que se conoce como punto de transferencia de la propiedad en los contratos de compraventa y/o suministro en donde se adquiere la propiedad del mismo con todos los riesgos, responsabilidades y obligaciones inherentes a ella. 

Respecto a las coyunturas del gas natural en el país, lo anterior encuentra verdadero beneficio para aquellos proyectos de venta de gas natural comprimido y/o gas natural licuado (LNG) donde es definitivo para la viabilidad de aquellos, la posibilidad de descontar los costos de transformación y transporte del hidrocarburo del precio de venta para llegar al precio base de liquidación de las regalías.

Silvia Vargas Ortega 

Socia de OGE Legal Services

 

Related Post

Ciberseguridad y el sector...

La ciberseguridad es aquel método de gestión de riesgos y acciones tecnológicas que...

Transporte de gas natural

A través de la Resolución CREG 160 de 2020 se establecen los criterios generales para...

Ciberseguridad y el GIDI

La agenda regulatoria de la CREG tiene dentro de sus puntos la regulación para...

GIDI

Transporte de gas: Oneroso,...

El mercado mayorista de gas en Colombia tiene dos submercados. Un mercado primario y uno...

Transporte de gas en...

La resolución CREG 001 del 2021 reguló la asignación de capacidad de transporte al gas...